La Campana se sitúa sobre las fértiles tierras de la comarca sevillana de La Campiña, y regada por el Corbones y el riachuelo de Madre Vieja.

La población total del municipio en 1.996 ascendía a 5.260 habitantes.

La Campana limita con los municipios vecinos de Lora del Río y Palma del Río al norte, al sur y este con Fuentes de Andalucía y al oeste con el municipio de Carmona.

Parece ser que su nombre proviene de la época de la reconquista de Andalucía por los ejércitos cristianos. El origen de los asentamientos humanos se remonta hasta la época prehistórica, como lo demuestran los restos hallados en la zona, en el lugar llamado el «Chaparral» y en el «Pozo de la Anea».

También se encuentran vestigios romanos en la Cañuela, la Mesa y el Villar del Almirante. Su nombre actual puede derivar de dos palabras: una, la ubicación del pueblo, la Campana o Campiña; la otra, la palabra que define la serie de torres provistas de campanas que servían en tiempos de la reconquista para llamar a la batalla en caso de ataque enemigo.

No se tienen noticias de la época árabe y visigoda de esta población.

En el siglo XV consiguió el «título de villa», y fue donada a Don Miguel Bocanegra por el rey Juan II. El primero la entregó posteriormente a su hija en concepto de dote, al casarse con el Conde de Arcos. Después pasó a la familia real, y por último Doña Ana, hermana de Felipe II la vendió al Marqués de Villanueva del Río, en cuya familia permaneció hasta 1810, fecha de la abolición de los señoríos.